Por ellos

Por ellos

El mar menor ha sufrido uno de los golpes más duros en su ecosistema. Tres toneladas de peces muertos por asfixia que han aparecido en la orilla de todas las playas confirman el estado del agua, el urbanismo excesivo y el colapso por la agricultura. El pulmón del planeta, el Amazonas, arde sin freno y sin que nadie ponga remedio. Una gota fría, DANA, ha arrasado con toda la Vega Baja alicantina. El huracán Dorian, llamado “interminable” por su larga duración, destrozó la costa de Estados Unidos…. El planeta nos está avisando, y casi nadie hace caso.

Cada vez que veo en las noticias cualquier tipo de información sobre este tipo de catástrofes naturales lo único que puedo hacer es pesar en mi pequeña, una nena inocente que ha venido a vivir a un mundo enfermo, que se defiende intentando sobrevivir, mientras miles de especies y de espacios naturales perecen cada año. Yo no quería eso para mi pequeña, yo no quería nada de esto.

Este año, las olas de calor en junio y julio, en Europa, han sido insufribles. Yo, que nunca he tenido aire acondicionado y que me instalé una máquina Split en octubre del año pasado pensando en mi bebé recién nacida que vendría a casa este julio, he acabado durmiendo en el salón porque no podía soportar el calor por las noches en mi habitación, donde aún no tengo aire acondicionado pero donde voy a poner lo antes posible. Es un suma y sigue.

Lo vuelvo a decir, el planeta nos está avisando, y no hacemos absolutamente nada, aunque lo oigamos.

Greta Thunnberg, y su ola de seguidores entre los que se encuentra Jane Fonda, la actriz que con 81 años ha sido detenida por manifestarse contra el cambio climático, es una joven valiente que está consiguiendo mover el mundo con su voz, pero de nada servirá que millones de jóvenes protesten si quienes están en el poder siguen haciendo caso omiso.

Y yo sigo pensando en mi pequeña, y en cómo quiero que aproveche cada día que pueda en a naturaleza, una naturaleza que puede que sea diferente cuando ella crezca, y me he sorprendido al averiguar que en nuestro país son muy pocas las agencias que ofrecen actividades en la naturaleza para niños. Naturacción, en Extremadura, es una de las pocas empresas especializadas en “diversión respetuosa en la naturaleza para adultos y niños”, y tras hablar con ellos me he reafirmado aún más en mi idea. Como profesionales, los guías y monitores de Naturacción me han confirmado que, con el paso de los años, han visto cómo varias zonas a las que están acostumbrados a ir, han cambiado notablemente, y no precisamente para bien. ¿Y si para cuando mi pequeña pueda ir a sus campamentos naturales ya no hay lugar donde instalarlos? ¿Y si para entonces ya no queda ninguna empresa similar a esta porque ya no tienen cabida? ¿Y si acabamos por matar el planeta antes de que ella haya terminado de vivir, o sus hijos, o sus nietos?

La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ha evaluado las 454 especies arbóreas nativas de Europa y ha descubierto que más del 50% están amenazadas. ¿Y de quien es la culpa? Especies invasoras, deforestación, recolección de madera, desarrollo urbano, cambio climático…. El ser humano, al fin y al cabo.

Medidas contra el cambio climático

De sobra es sabido que lo que haga una única persona de poco va a servir, pero la realidad es que si todos pensamos así al final no cambiaremos ni una pizca la situación. Los gobiernos de todos los países deben ponerse las pilas y promover acciones respetuosas con el medio ambiente, deben multar, e incluso juzgar y meter en la cárcel a quienes no respeten las nuevas normas, sobre todo cuando hablamos de empresas que emiten más CO2 en una hora que una ciudad a todo trapo en una semana. Pero, aun así, en nuestra mano está poner nuestro granito de arena:

  1. Reduce emisiones: si puedes ir andando, hazlo. Si no, tal vez puedas usar la bicicleta, o el medio de transporte público. Sea como sea, aparca el coche.
  2. Ahorra energía. Ajusta el termostato, no dejes los electrodomésticos en modo stand by, y no los uses si no es necesario.
  3. Reduce, reutiliza y recicla.
  4. Reduce el consumo de carne y evita los embalajes excesivos, sobre todo de plástico.
  5. Si necesitas comprar madera, compra madera residual, restos de fábricas o pellets.
  6. Manifiéstate, y exige a los gobiernos las medidas necesarias para tu país.

Deja un comentario