Los frutos secos, unos alimentos muy beneficiosos para nuestra salud

Los frutos secos, unos alimentos muy beneficiosos para nuestra salud

Vivimos en uno de los países más ricos del mundo y esto es así no por el anuncio de televisión del chef José Andrés, el cual está financiado por el Gobierno de España, que también, sino que nuestra gran riqueza alimentaria, nuestra gran riqueza en viñedos y nuestra mundialmente conocida dieta mediterránea, hacen que España sea el país más rico del mundo, gastronómicamente hablando.

Y es que nuestro país puede tener decenas o millares de carencias en muchos otros aspectos, pero lo cierto es que en lo gastronómico pocos o nadie nos gana. Esto es así porque, entre otras cosas, somos la huerta de Europa, tenemos el mejor aceite de oliva del mundo, tenemos unos productores que creen, miman y cuidan sus productos, aunque muchas veces los intermediarios no se lo reconozcan monetariamente, pero lo cierto es que prácticamente todo lo que producimos lo hacemos con orgullo y sabemos realmente que es bueno, como el jamón, el cual vendemos a prácticamente todo el mundo desde Extremadura.

Sin embargo, lo cierto es que por nuestra orografía, por nuestra situación en el planeta y por diferentes motivos, la realidad es que hay otros productos que no podemos cultivar aquí o, de hacerlo, lo hacemos a pequeña escala, como ocurre con los frutos secos, unos alimentos muy beneficiosos para nuestra salud. Y es que como os decimos, en España son contadas las empresas que se dedican a los frutos secos, por lo que Frutos secos del Carmen es una de esas maravillosas excepciones que tenemos en nuestras urbes para ofrecer a sus clientes los mejores productos. Y decimos los mejores porque, entre otros beneficios, los frutos secos nos aportan:

  • Cuidan la salud del corazón. La mayoría de los frutos secos contienen minerales como el potasio y muy bajo contenido de sodio (siempre que se consuman sin sal). Esta combinación es ideal para mantener los niveles de presión arterial estables y así evitar la aparición de ataques cardíacos. Por ende, los frutos secos son fundamentales en la alimentación de adultos mayores que padezcan hipertensión. Además, los frutos secos contienen Omega-3, que ayuda a regular el colesterol en sangre y a mantener el buen flujo circulatorio, ya que ayudan a que los vasos sanguíneos se mantengan en buen estado.
  • Protegen los huesos y músculos. Los frutos secos son ricos en minerales como el calcio, potasio y magnesio. Esta combinación poderosa ayuda a fortificar y contribuir en la mineralización de nuestros huesos, previniendo enfermedades como la osteoporosis. Además, su contenido de magnesio y proteína vegetal reduce los calambres musculares y favorece la regeneración de los músculos después de un día de actividad. Por otra parte, algunos frutos secos como la nuez de pecán, también contiene propiedades antiinflamatorias, favoreciendo la salud de las articulaciones y combatiendo así los síntomas de enfermedades como la artritis reumatoide.
  • Aportan nutrientes para la piel y el cabello. Durante la tercera edad, es muy común que empiecen a aparecer afecciones de la piel, ya que la producción de colágeno y elastina se ve perjudicada con el paso de los años. Nuestro cuerpo necesita obtener estos nutrientes y puede conseguirlos a través de frutos secos como las almendras, que cuentan con altos niveles de proteína y vitamina E. Esta vitamina es fundamental para el cuidado de la piel, cabello e incluso para fortificar los dientes, que también se ven muy afectados durante la edad avanzada. Los anacardos también son excelentes para contribuir en la formación de colágeno.
  • Son poderosos antioxidantes para nuestras células. En edades avanzadas es importante consumir alimentos antioxidantes porque retrasan el envejecimiento celular y previenen el daño que producen los radicales libres a los que nuestro cuerpo se expone. Los frutos secos contienen antioxidantes como la vitamina E y Selenio que ayudan a mantener nuestro organismo en buen estado y a prevenir enfermedades degenerativas como el cáncer.
  • Fuente de energía y grasas saludables. Las grasas saludables son esenciales para la alimentación de las personas mayores, a fin de otorgarles la energía y vitalidad que necesitan. Para este propósito, los frutos secos son excelentes porque contienen grasas poliinsaturadas que, además, ayudan al organismo a absorber las vitaminas liposolubles.

Los frutos secos también ayudan a mantener un peso saludable

Para los adultos mayores es muy importante mantener un peso saludable, porque la obesidad complica y genera diversas patologías como puede ser la diabetes o las molestias en articulaciones y espalda. Además, frutos secos como las nueces de Brasil ayudan a equilibrar la tiroides. Por lo tanto, el contenido de fibra presente en los frutos secos además de regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento, también mantiene un peso saludable al provocar un efecto saciante y combatir la ansiedad.

Deja una respuesta