La situación del e-commerce en las farmacias

La situación del e-commerce en las farmacias

La situación del e-commerce en el sector farmaceútico es de claro auge. Todo esto es consecuencia de los importantes avances tecnológicos y de todos es sabido de la importancia de Internet a la hora de ampliar los mercados. En la actualidad se puede comprar con comodidad desde el sofá de nuestra casa prácticamente lo que queramos.

Una alternativa precisa

Para vender de forma legal, como nos confirman desde la Farmacia Ramón Ventura, una de las más afamadas en nuestro país, los farmaceúticos tienen que notificar la apertura del e-commerce a la comunidad autónoma en la que se encuentre la farmacia con 15 días de antelación antes de que abra el sitio web.

La página web en la que se encuentre la tienda virtual deberá contar con links al sitio  web de la AEMPS y la lista que es oficial de farmacias que ofertan la dispensación online con el logotipo común que corresponda. Hablamos de una tarea compleja y que no va a ver fruto de forma instantánea, pero está claro que el número de farmacias que ven en los entornos digitales un área de interés para satisfacer las necesidades del cliente han crecido de forma espectacular. Para muchas farmacias el primer paso es crear una web corporativa y gestionar sus perfiles en redes sociales e incorporar un e-commerce.

Hay razones que hacen que sea mucho más atractiva la idea de que se proporcione un espacio virtual a la farmacia son mejores importantes en la distribución, facilidades en la relación comercial al apoyar las redes sociales y aumento de los beneficios operacionales que provienen de la automatización de los procesos y la facilidades en la fidelización de la clientela.

Para muchos son una serie de cuestiones que se deben resolver antes. ¿Hablamos de una demanda real de la clientela o de que es una necesidad en el entorno digital? ¿Qué estrategia se tiene que seguir cuando hablamos de los precios?

Pese a que las vías digitales nuevas suponen un gran santo en el sector de la comunicación y del alcance, es importante recordar y subrayar lo importante que es ofertar un servicio y atención de calidad al paciente en la sede física de la oficina de farmacia, pues será el equipo, consejo y atención, los elementos diferenciales y razones por las que la clientela opta por una farmacia o por otra.

Lo que hay que tener claro es que cuando un cliente adquiere productos por Internet lo que busca más es que el proceso sea cómodo, siendo ágil y con una corta espera, además de ofrecer unos precios bastante más bajos y que sean muy competitivos.

Es de bastante importancia que la farmacia pase a asumir una estrategia de precios no sea sencilla de lograr hasta que el volumen a nivel de ventas del sitio de comercio electrónico sea bastante alto y se produzca una negociación a nivel de laboratorios.

La farmacia tiene que tener clara su estrategia

Es fundamental que la farmacia tenga claro que la estrategia a nivel de precios no sea sencilla de lograr hasta que la cantidad de ventas del e-commerce sea elevado y se negocie con los laboratorios.

Las tiendas online suponen un esfuerzo grande al mismo tamaño que el de la gestión de una oficina de farmacia, ya que aunque no haya entorno físico, los servicios, surtidos y gestión se deben hacer con idéntica calidad y profesionalidad que hacemos en los medios offline.

Este esfuerzo es bastante necesario cuando no se quiere tener una mala presencia digital que pueda ir en detrimento de la imagen de marca que tenga en la farmacia. Hablamos de saber usar los recursos de manera inteligente, con eficiencia y moderna, pero en especial que doten a la farmacia de una buena estrategia a la hora de acercar al cliente.

Progresivamente va tomando más fuerza el que la farmacia logre apostar por ir dirigiendo sus esfuerzos a la venta libre, de tal forma que mejore la calidad del servicio en el consejo farmacéutico y que así mejore la calidad o la comunicación de los servicios prestados con gran profesionalidad para que así la farmacia se pueda posicionar como todo un referente a nivel sanitario y de bienestar.

Vivimos unos tiempos de ruptura entre la sociedad que conocíamos y la nueva digital, por lo que siempre es importante tener bien claro que todo esto es el futuro y que hay que adaptarse con determinación a este nuevo desafío que es importante para que todos los usuarios y también los farmacéuticos puedan tener ese aumento a nivel importante. Así que ya sabéis, el futuro está ya aquí y hay que hacerse a la idea.

Deja una respuesta