Comprar una casa en la playa

Comprar una casa en la playa

Tomar la decisión de comprar una casa en la playa no es algo fácil. Como dicen los especialistas inmobiliarios de Romer Playa. Las familias que se interesan por comprar una segunda residencia no suelen tener las mismas preguntas que cuando buscan un lugar de residencia habitual.  Antes de tomar una decisión, lo prioritario es disfrutar de una casa que esté cercana al mar.

¿Por qué la queremos?

El motivo es importante, siendo la revalorización de este tipo de viviendas de gran atractivo para infinidad de personas ahorradoras, aunque hay otras que solo quieren tener una casa próxima al mar.

¿Qué meses las ocuparemos?

No necesitaremos la misma vivienda si solo queremos ocuparla en verano y los grandes puentes del año, que si vamos a estar como segunda residencia del mes de abril hasta octubre, o profesiones liberales que suelen pasar varias semanas en inviernos. En estos casos, lo mejor es optar por viviendas con buena climatización y en localidades donde la población estacional sea menor.

¿La ofreceremos como alquiler?

Muchas veces los propietarios tienen la intención de que se alquile la vivienda los meses que no se van a ocupar. Aquí, la inversión debe ir a zonas de costa donde la temporada de verano sea mayor.

Requisitos de la vivienda

La familia tiene que tener claro si se quiere un apartamento o una vivienda unifamiliar. Se deben saber cuántas habitaciones, si debe tener plaza de garaje, terraza o jardín, etc. No olvidemos tampoco los servicios, donde pueden ser interesantes las instalaciones para hacer deporte.

Presupuesto

Una vez se sabe la situación y la clase de vivienda, lo que queda es cerrar el presupuesto. Para ello hay que verificar si la inversión es coherente con la clase de vivienda que queremos comprar.

¿Cómo se hace la búsqueda?

Lo más seguro es que existan cientos kilómetros entre el sitio de residencia y el de destino de la playa, por lo que siempre va a ser interesante disponer de los servicios de profesionales inmobiliarios, mejor que sean de la zona.

Al igual que para la vivienda habitual, no es recomendable tener demasiada prisa ni marcarnos plazos de compras, pero también debemos pensar que todo esto necesita un tiempo y una dedicación, que siempre dará más frutos si lo hace un profesional.

Segunda mano u obra nueva

Aquí esto suele decidirse por el mercado existente en la localidad en la que queramos adquirir la casa de la playa. Eso sí, en muchas zonas siempre existe la posibilidad de acceder a una vivienda nueva o promociones en el futuro, donde poder, incluso personalizar la vivienda. Así se aprovechará la urgencia existente para comprar una casa de verano, que siempre suele ser menor que la de adquirir la vivienda habitual. Lo mejor es no descartar de antemano ninguna opción, y si compramos sobre plano, que se haga siempre con promotoras que puedan ofrecernos garantías en este sentido.

¿Cómo podemos valorar las ventajas y desventajas de adquirir una vivienda?

Todo tiene sus pros y sus contras. Esto hace que sea realmente importante que los familiares hagan una lista donde haya sitio para los puntos positivos y los negativos, especialmente los que se valoran como fundamentales.

Así es como se puede analizar más flexiblemente los gastos de la comunidad o si la casa cuenta o no con vistas al mar, pero no la distancia existente a la playa a pie o el tamaño que t3endrá terraza, a la vez que puede que para otras familias las prioridades puede que sean otras.

¿Qué tiempo tengo que utilizar para adquirir una casa en la playa?

Como hemos dicho, las prisas nunca son buenas, pero cuando no ponemos demasiado empeño, las prisas pueden llegar a eternizarse. Por este motivo la pregunta que más tiempo puede llevarnos sea la del lugar, puesto que debemos tener la seguridad de que la localidad y la costa va a ser la deseada, por la que tendrá importancia haber pasado ya antes varias vacaciones en la zona.

En cuanto tengamos ya decidido donde queremos que se encuentre y que se adapte al presupuesto, deberemos ponernos en manos de profesionales de tal forma que compremos en un periodo que no deberá superar el año, lo que es un tiempo amplio para conocer mejor el mercado y que la compra se pueda hacer con verdaderas garantías.

Seguro que después de todo lo que te hemos comentado ya tienes un poco más claro qué es lo que tienes que decidir a la hora de tomar una decisión tan importante como esta.

Deja una respuesta