Cómo sobrevivir a las comidas y cenas navideñas

Cómo sobrevivir a las comidas y cenas navideñas

Noviembre es el mes marcado en el calendario para realizar todos los preparativos navideños previos a las grandes fiestas, como son nochebuena, navidad y nochevieja. Esto hace que muchas familias empiecen a preparar las fiestas con muchísima antelación, pero esto no pasa en todos los casos. Y es que los telediarios y nosotros los escritores nos dedicamos a sacar las vergüenzas de la gente.

La vergüenza que venimos a descubrir hoy es la dejar los menús de los eventos navideños para última hora. Esta es una idea realmente mala por el hecho de que con el paso del tiempo los precios se encarecen y la falta de ideas puede provocar una debacle que puede hacer que tu cuñado se esté riendo de ti durante el resto del año.

Además, los eventos navideños son perfectos para crear recuerdos inolvidables junto a una mesa, y la comida es el nexo de unión entre personas más antiguo que existe. Para ello vamos a darte en el artículo de hoy algunos consejos para que este años las cenas y comidas importantes vayan sobre ruedas.

Siendo esto así, no dudes en involucrar a tu familia en las preparaciones navideñas, ya que es una manera genial de enseñar a los más pequeños que todo no se sirve hecho, y que es importante colaborar entre todos.

Consejos para que no te pille el toro

Los preparatorios previos a la cena o comida de navidad son realmente importantes si quieres ser el anfitrión perfecto, y si no lo quieres ser también, ya que de una manera o de la otra quieres que la gente recuerde que unas navidades fueron realmente divertidas en tu casa. Además, siempre hay algún familiar que se queja de cualquier cosa, así que si no quieres estar escuchando la cantinela de siempre es mejor aplicarse.

El primer paso a dar es simple, ten en cuenta las fechas en las que estamos en las que los colores rojo, dorado, verde y plata invaden los salones. Decorar la casa con motivos navideños es el primer paso para crear un ambiente acogedor en el que compartir buenos momentos. Decorar no es tan difícil si sigues un patrón para no recargar las superficies de tu casa de papá noeles y estrellitas de navidad. En Internet existen muchos ejemplos de cómo decorar una casa, y  encontrar el que más se adapta a tu espacio no es algo difícil.

El punto fuerte de celebrar una comida o cena es precisamente la comida, y se pueden amenizar con música o espectáculos (en casa de la abuela de mi mejor amigo se debe de cantar villancicos durante la cena). Pero si no hay una buen menú vas a tener al cuñado de turno con sus tonterías y chistes malos todo el año.

Preparar un menú de navidad puede ser algo complejo porque cada familiar tiene unos gustos y preferencias, pero siempre puedes adaptarlos a cada uno de manera sencilla. Si hace años que la elección del plato principal era carne o pescado, ahora la cosa se complica, pues hay que tener en cuenta a los veganos, vegetarianos, intolerantes a la lactosa o otros alimentos, diabéticos y celiacos.

Comprar la comida es un punto importantísimo por dos motivos, el primero porque comprar con antelación te permite evitar imprevistos y puedes cambiar los platos del menú con antelación. Y por otro lado por el precio, ya que los comercios suben los precios de los productos más solicitado (marisco y carne principalmente) conforme se acercan nochebuena y navidad.

Una forma de evitar que las comidas y cenas salgan perfectas es contratando un servicio de catering, ya que se crean menús especiales por precios realmente competitivos que te hacen pensar si merece la pena o no pasar todo el día en la cocina. Échale un vistazo a los menús de La Frolita, y ya verás como te convencen.

Por último, ten en cuenta este aspecto, y es que nunca llueve a gusto de todos, siempre habrá alguien a quien no le guste la cena, a pesar de que has puesto todo tu empeño. No te decepciones o estreses, ya que esto es normal y no debes de preocuparte porque no puedes gustar a todo el mundo.

Deja un comentario