Odontopediatras, preocupados por la salud bucodental de los más peques

Odontopediatras, preocupados por la salud bucodental de los más peques

La odontopediatría es la rama de la odontología que trata la salud bucodental de los niños desde la infancia hasta la adolescencia. Esta disciplina, se dirige a estudiar y tratar las necesidades de los niñ@s relacionadas con su salud bucodental, incluso si tienen necesidades especiales. Hay que tener en cuenta que durante este período de tiempo la estructura y forma de la boca de los niños cambia constantemente, desde que le salen los dientes de leche hasta que le salen los dientes definitivos. Además, muchas veces necesita colaborar con otras disciplinas como la ortodoncia, por ejemplo.

Antes, casi ninguna familia tenía en cuenta que los niños y las niñas, igual que van al pediatra, han de ir a un dentista especializado en la salud dental de los más peques de la casa, y la mayoría los llevaba al odontólogo de toda la vida. Y es lógico, hay confianza y las personas se sienten más seguras. Además es la opción más cómoda.

Una gran cantidad de problemas dentales pueden empezar en la infancia, y algunos de ellos son de origen congénito, aseguran en la Clínica Dental Odonthos, en Barcelona, que incluye la odontopediatría entre sus especialidades. Su equipo está formado por un grupo de expertos profesionales en continua formación, de manera que cuentan con los últimos tratamientos en odontología, de manera que pueden abarcar todas las especialidades.

La primera revisión odontopediátrica antes de los 12 meses de edad

Las caries, las maloclusiones o las alteraciones en la posición de los dientes, los dientes ennegrecidos, los traumatismos… son propios de la infancia, no solo afectan a las personas adultas, y por otro lado, también están los problemas congénitos, aseguran en la clínica.

La Sociedad Española de Odontopediatria aconseja que la primera revisión odontopediátrica se haga entre los 12 y 18 meses de edad. Alrededor de los tres años de edad, cuando ya han salido los dientes de leche, es necesario pasar una segunda revisión a fin de comprobar la posible existencia de indicios de algún problema en la masticación, deglución, así como para enseñar a los peques a cepillar y cuidar sus dientes correctamente.

¿Sabes que el especialista en odontopediatría emplea una par de años, o más, en formarse para estudiar las principales patologías dentales que afectan a los más peques? Y es que los niños y las niñas, tienen problemas dentales específicos, tales como la caries del biberón, chuparse el pulgar o el dolor que provoca la salida de los dientes. Esta formación, es continua, y a lo largo de toda su trayectoria profesional, siguen estudiando para estar al tanto de los últimos avances y novedades en el sector.

Por otro lado, conocen a los peques, saben tratar con ello, ya que están preparados para tratarlos a nivel psicológico. Porque los niños y las niñas, suelen llegar a la clínica asustados, paralizados, no tienen paciencia y no cooperan durante las revisiones generales y mucho menos durante un tratamiento. En este sentido, también el profesional ha de tener paciencia y las habilidades necesarias para responder a todas las preguntas que, como curioso que es, le hará el pequeño. Y debe hacerlo de la manera más sencilla posible, de modo que su explicación resulte comprensible para el menor.

Los especialistas en odontopediatría, han de ser personas empáticas y estar acostumbradas al trato con niños, porque han de saber transformar el estrés y el miedo de madres/padres e hijas/hijos, en la mejor experiencia posible.

Nunca es demasiado pronto para la primera visita de tu peque al dentista. A partir de los 6 meses de edad, ya debería empezar a hacerse sus primeras revisiones. Los dientes de leche también son importantes, pero muchos papis y mamis lo ignoran, así que retrasan la edad de acudir al dentista por primera vez, y esto puede tener consecuencias graves para la salud bucodental infantil y para los dientes definitivos. Los problemas dentales suelen empezar a edad temprana, y un diagnóstico precoz puede evitar muchos problemas en el futuro.

La educación para la salud, enseñar a los más peques unos buenos hábitos de higiene bucodental, a cepillarse correctamente los dientes y encías, a cuidar de su salud oral y a vigilar su alimenticios, es fundamental para que los menores, lleguen a la edad adulta con una buena salud. Porque además, los problemas de dientes y encías pueden afectar al resto del organismo. Enfermedades como la periodontitis, pueden desencadenar otras más graves o incluso provocar infartos.

Ya lo sabes, nunca es demasiado pronto para visitar al odontopediatra.

Deja un comentario