La importancia de las naranjas

La importancia de las naranjas

Las naranjas en la dieta de los niños deben ser casi un deber. Creemos que es vital el cuidado de la nutrición y la dieta de los niños desde los primeros años para que crezcan sanos, con fuerza y prevengan enfermedades.

La importancia de incluir naranjas en la dieta de los niños

Pensemos que los cítricos, entre los que está la naranja se pueden ir introduciendo en la dieta a partir de los seis meses de edad, cuando comienza a introducirse la alimentación complementaria. Por ello deben tomar como mínimo un cítrico y otra fruta diaria.

La inclusión de las naranjas en la dieta de los niños es algo muy beneficioso para los pequeños, en especial en invierno o cuando hay cambios estacionales, pues es aquí cuando los niños tienen más problemas con las defensas, pudiendo resfriarse o tener infecciones.

Cuáles son las mejores naranjas para niños

Las naranjas valencianas son las mejores, tanto para niños como adultos. Entre ellas destacan las denominadas naranjas dulces, que son las ideales para el consumo directo y tienen propiedades altamente beneficiosas para la salud.

Las naranjas ácidas es mejor evitarlas con los niños, pues les pueden producir una serie de problemas gastrointestinales, al ser el aparato digestivo bastante más sensible.

Propiedades beneficiosas de las naranjas

Son muchos los beneficios, por ejemplo, tienen pocas calorías, de tal manera que los pequeños no toman más peso y lo previenen. Además, tienen mucha agua, algo que es bueno para no sufrir deshidratación.

De esta forma se complementa con éxito la hidratación diaria mediante líquidos. Por otra parte, las naranjas cuentan con mucha vitamina C, sales minerales o ácido fólico, como el potasio.

Todos estos nutrientes, minerales o vitaminas son importantes cuando se quiere garantizar un equilibrio físico adecuado y también mental. No debemos olvidarnos de que las naranjas tiene beta-caroteno y tienen propiedades antioxidantes y provitaminas.

Las naranjas son una fuente increíble de vitamina C para los pequeños. Ayuda también a que haya una mejor absorción de otras vitaminas y minerales de gran importancia. De igual forma también colabora a evitar que haya enfermedades degenerativas y de carácter cardiovascular.

Hay que pensar que los beta-carotenos o provitaminas A lo que hacen es intervenir de manera directa en un adecuado estado de la piel, mucosas, visión, pelo, los huesos y del funcionamiento del sistema inmune, lo que previene de que los pequeños de la casa puedan llegar a enfermar.

Además, la naranja tiene fibra soluble, en especial bajo la piel y entre los gajos, por lo que la naranja cuando se consume en zumo con pulpa o entera es buena alternativa para la prevención y mejora del estreñimiento que pueda afectar a los más pequeños.

Consejos para darles naranjas a los niños

Cuando se acostumbren a ellas, lo mejor que les pueden ofertar es una naranja natural a los niños. En los primeros meses que comiencen a probar las naranjas, lo mejor es dárselas trituradas, tanto solas como en combinación que no tengan alergia y puedan seguir dándoles esta fruta de manera segura.

Se les puede ofertar naranjas a los niños es en los gajos, sin las semillas. De esta forma, los pequeños las pueden comer con las manos y así se previenen los ahogamientos.

Se puede hacer también zumo de naranja, como nos recomiendan los expertos de naranjasaldia.es, en especial en los meses de verano cuando hace mucho calor, pero no debemos pasarnos con el zumo, por lo que siempre es bueno elegir una pieza de fruta entera. Los niños pequeños que consuman mucho zumo, lo que harán será dejar de tomar leche, cuando hasta cumplir un año tendría que ser su alimento más importante.

Cuando los niños son bebés es posible darles el zumo con cuchara en vez de hacerlo con biberón, de tal forma que se evite la exposición prolongada de los dientes a los hidratos y que no haya caries de biberón.

Fundamental el consumo de las naranjas recién exprimidas para que continúen con todas las propiedades de carácter nutritivo, aunque siempre es mejor la naranja entera que otra clase de zumo, pues lo que hará será aportar mayores beneficios nutricionales para los pequeños.

Queremos finalizar diciendo lo importante que es no añadir azúcar nunca, puesto que la naranja ya tiene bastantes hidratos y son ya dulces de por sí. Cuando los niños cuenten con año y medio se les pueden dar más postres, incluyendo helados, sorbetes o batidos caseros.

Una vez dicho esto, seguro que ya tienes claro los beneficios que tienen las naranjas para los niños. Un auténtico tesoro de la naturaleza que nos ayudará en el mantenimiento de una salud adecuada.

Deja una respuesta