¿Cómo lavar la ropa de tu bebé recién nacido?

¿Cómo lavar la ropa de tu bebé recién nacido?

Entre los muchos cuidados que debemos tener cuando un nuevo miembro llega a la familia es con la higiene de su ropita. Debemos procurar lavarla correctamente, de forma que la ropa se mantenga siempre limpia y suave, y no causemos ninguna reacción secundaria sobre la salud de nuestro bebé, cuidando la forma de lavado y los productos que usamos. Y no es para menos, considerando que un mal cuidado puede causar irritaciones, alergias o rápido desgaste de las prendas.

Esto se debe a que la piel de los bebés es diez veces más delgada que la de un adulto y que en los primeros seis meses de vida, no tienen esa barra protectora que proviene de la grasa. De modo que son extremadamente vulnerables a condiciones externas.

Así que si tienes duda sobre como lavar la ropa de tu bebé, sigue leyendo, que te daremos algunos consejos con la ayuda de nuestros amigos de Lavatur.

Consejos para lavar la ropa de bebé

En primer lugar, a la hora de lavar tu bebé, debes comenzar por separar las prendas. Esto porque no es recomendable juntar la ropa para recién nacido usada con la nueva, ya que la humedad propicia la proliferación de bacterias en prendas guardadas y estas se podían transferir a las demás.

En segundo lugar, debemos tomar en cuenta la temperatura del agua. El lavado debe realizarse con agua tibia, para eliminar las bacterias sin dañar la ropita.

  • El detergente más adecuado para tu bebé

Necesitarás un jabón hipoalergénico, neutro o probado dermatológicamentepara garantizar la salud del recién nacido.

Por el contrario, es un error muy común que comenten las mayorías de las madres el de utilizar el mismo jabón de ducha del pequeño, pero picado en pedacitos ya que se adhiere a la ropa y la desgasta con los días.

También hay quienes vacían el detergente en una sola lavada, porque consideran que la ropa para recién nacido quedará más limpia, cuando en verdad debe usarse con moderación y enjuagarse bien ya que está comprobado que los residuos de jabón promueven la proliferación de bacterias.

Eso sí, debemos recomendarte que antes de usar la opción del jabón hipoalergénico especial para pieles delicadas, debes probarlo antes para detectar si hay reacciones adversas en la piel del recién nacido, en especial si quieres cambiar a una marca nueva.

Para asegurarte de que el jabón es el indicado, debes lavar primero una pieza y observar con atención si perjudica de algún modo la salud del bebé. Además de repetir este procedimiento al menos durante el primer año de vida del bebé. Después de ese momento, pueden aplicarse productos comunes.

  • ¿Se pueden usar suavizantes o blanqueadores?

Podemos usar suavizantes o blanqueadores a partir del sexto mes de vida del infante, siempre asegurándonos que sea una marca hipoalergénica o ecológica.

  • ¿Cómo lavar ropa blanca?

Como sabemos, la ropa para recién nacido se ensucia mucho y con frecuencia. Así que en el caso de la ropa blanca, la cual no se puede blanquear con químicos, debemos buscar otras formas de limpiar las manchas antes que se vuelvan permanentes. Para evitar esto, es necesario que rápidamente remojemos con jabón, cepillemos suavemente la parte más afectada y lavemos a mano hasta desmanchar.

Otra forma para mantener la pulcritud es aplicar jabón, dejar secar al sol y luego volver a lavar a mano; o también sirve exprimir limón sobre las manchas y poner a remojar.

También hay que evitar las mezclas de colores, lavando la ropa blanca aparte, y separando además las prendas claras y oscuras para evitar accidentes si alguna prenda destiñe.

  • ¿Lavar a mano o usar máquina?

Aunque lavar la ropa de tu bebé a mano garantiza un mayor cuidado para las prendas, esto solo es necesario si son se trata de prendas con encajes, tejidos o bordados manuales o muy delicadas.

Del resto, puedes usar la lavadora, siempre tomando ciertas precauciones. Por ejemplo, se sugiere lavar antes con agua caliente para evitar cualquier contaminación, usar el ciclo para ropa delicada, y usar fundas de lavado.

  • ¿Cómo secar la ropa del recién nacido?

Los pediatras recomiendan el uso de la secadora para evitar agentes contaminantes externos. Sin embargo, su uso frecuente suele dañar o encoger la ropa del bebé, por lo que si es un día soleado, es preferible secar al aire libre.

Recuerda también que está comprobado que tender la ropa dentro de casa aumenta en 30% la retención de humedad, lo que favorece a enfermedades como rinitis, alergias, resfriados y cuadros virales. Así que en invierno cuando es difícil tender la ropa fuera de casa, debemos habilitar una habitación con buena ventilación y en desuso para tal fin, además de cuidar de no saturar el espacio, dejando allí la menor cantidad de ropa posible.

  • Planchado

Aunque poca ropa de bebé requiere planchado y aunque pueda parecer anticuado, es recomendable planchar la ropa para recién nacido para eliminar de ellas cualquier bacteria.

En este caso, la temperatura de la plancha debe ser baja, evitando así dañar las prendas del pequeño.

  • Tips para guardar la ropa de tu bebé

Si la ropa para recién nacido ya cumplió su vida útil, pero está bien conservada, puedes guardarla para el próximo bebé de la familia o para regalarla o venderla más adelante.

Si este es el caso, para conservarla en buen estado, debes:

  • Guarda en el armario las prendas de cuerpo completo sin manchas de vómito o babas. Es precisamente por ese tipo de detalles que las bacterias proliferan con mayor facilidad.
  • Los bañadores debes lavarlos por separado, para luego poner al sol o meter en la secadora. Debemos asegurarnos de que estén bien secos antes de almacenar.
  • En el caso de las toallas, aplicamos detergente para bebé y muy poco suavizante, de forma que no pierdan su textura.

Ropa para recién nacido que debes comprar

Para mantener en buen estado la ropa de tu bebé, no solo influye los métodos y productos de lavado y secado que utilices, sino también e tipo de ropa que adquieras. Existe gran variedad de modelos, colores y texturas en la ropa de bebé. No obstante, debemos tener cuidado de escoger un buen material, siendo el mejor la fibra natural como el algodón. Tejidos sintéticos o lanas suelen causar picazón o alergia en la piel del recién nacido.

Asimismo, el algodón es un tipo de tela fácil de lavar y que conserva bastante la temperatura del bebé.

También, asegúrate de comprar prendas sin muchos accesorios o adornos, y mejor apuesta por piezas sencillas, cómodas y fáciles de cambiar.

Además que no solo se debe lavar la ropa de bebé correctamente, sino todos los textiles que estarán en contacto con su piel, incluyendo sabanitas, mantas, peluches, gorros, muñecos, baberos, toallas, etc.

Consejos útiles para el cuidado de la ropa de tu bebé

Por último, queremos darte algunos consejos útiles para tomar en cuenta durante todo el proceso del cuidado de la ropa. Recuerda que no solo se trata de lavarse con cierta precaución, sino que también exige ciertos cuidados extra como el mantenimiento y la conservación de las prendas:

  • En primer lugar, ten en cuenta que es esencial lavar la ropa del recién nacido antes de usarla: tanto si es completamente nueva como si es de segunda mano, esta ropa puede haber cogido polvo o estado en contacto con bacterias que pueden irritar la pielde tu bebé. Así que procura lavar toda la ropa que entre en tu casa, tanto la de vestir como sus mantas y toallas, utilizando un jabón especial para lavar ropa de bebé.
  • Asimismo, lava la ropa antes de almacenarla en el armario, siguiendo las recomendaciones de conservación que conlleva cada prenda. Si la idea es conservar los pijamas, camisetas, jerséis y bodies para el próximo hijo o el del algún amigo, se deben lavar y conservar en cajas de cartón, armarios o contenedores de plástico ventilados. Además de que es importante evitar el uso de bolsas de plástico para que las prendas no cojan malos olores.
  • Separa la ropa blanca de la de color antes de cualquier lavado.
  • Asimismo, separa las prendas del bebé de las prendas del resto de la familia.
  • Usa agua tibia para matar bacterias.
  • Lava la ropa a mano o en el ciclo delicado de la lavadora.
  • Tiende al sol, en una habitación vacía y con buena ventilación o usa secadora.
  • Lava otros textiles como toallas, sábanas y mantas cada dos días máximo.
  • Enjuaga o aclara muy bien para eliminar bien los residuos de detergente en la ropa para recién nacido.
  • Compra prendas de algodón antes que tejidos sintéticos.
  • Plancha todo a temperatura baja.
  • La ropa de baño o playano debe mezclarse con otras prendas y siempre debe secarse al aire libre, prescindiendo de secadora.
  • Los peluches y juguetes del bebétambién deben lavarse. Además, recuerda retirar la etiqueta o elementos que puedan rascar o hacer daño a tu recién nacido cuando esté en contacto con ellos.

 

Deja una respuesta