6 ideas para las paredes de la habitación de un bebé

6 ideas para las paredes de la habitación de un bebé

La habitación de un bebé es un espacio especial. Por eso su decoración es un proceso que lleva tiempo y que puede ser complicado, ya que hay muchas opciones entre las que elegir. Y siempre se quiere crear una habitación perfecta para el niño en la que pueda descansar y sentirte a gusto. Además, como padres siempre se quiere dar lo mejor a los hijos por lo que encontrar la decoración perfecta puede llevar tiempo.

Y para ayudarte en el proceso en este artículo te vamos a dar 6 ideas para pintar y decorar la habitación de un bebé.

  • Apuesta por un papel pintado bonito

Una interesante apuesta para decorar la pared de la habitación de un bebé es colocar un papel pintado. En el mercado hay multitud de papeles pintados, algunos especialmente diseñados para habitaciones infantiles con motivos como globos, osos de peluche, arcoíris, peces o dinosaurios. Por lo que entre el amplio abanico existente seguro que encuentras un papel pintado que encaje con tus gustos y necesidades para la habitación.

Además, debes tener en cuenta que colocar el papel pintado es bastante sencillo. Por lo que podrás hacerlo tú solo/a o con la ayuda de algún familiar o amigo.

  • Los colores pasteles siempre son una buena opción

Los colores pasteles son siempre una buena opción para pintar las paredes de la habitación de un bebé. Además, cualquier color de pastel queda bien en este tipo de estancias. Por lo que puedes elegir un amarillo pastel, un tono rosa, azul, verde, morado…

Y este tipo de tonos suelen combinar muy bien con los tradicionales muebles de bebé, que suelen ser en blanco lacado. Así que si tienes dudas a la hora de elegir el color de las paredes de la habitación de tu bebé una opción segura son los tonos pastel.

  • Pinta un mural especial

Los murales quedan ideales en las habitaciones infantiles. Puedes contratar a un profesional que se encargará de dar rienda suelta a su creatividad y pintar una obra de arte en la habitación de tu pequeño o pequeña. Además, una obra de arte totalmente personalizada en función de tus gustos.

Pero si tienes una vena creativa también puedes optar por pintar tú el mural. Lo mejor es dibujar primero el diseño en un papel y hacer los cambios necesarios. Después deberías cambiar la escala y comenzar a pintarlo en la pared. Hazlo primero con un lápiz de manera ligera para poder modificar los errores. Y después comienza ya a pintar el mural. Aunque primero hazte con todos los materiales necesarios.

“Para pintar un mural se necesitarán brochas de diferentes tamaños, pinturas en los tonos deseados o al menos colores primarios para hacer las mezclas, una bandeja de pintura, cinta de carrocero y un rodillo”, explican desde ArteSpray, tienda online de manualidades y bellas artes.

Respecto al propio mural lo mejor es que le des un toque personalizado. Es decir, puedes incluir detalles especiales como su nombre o por ejemplo, si va a nacer en invierno puedes poner toques relativos a esa estación del año.

  • Combina un color claro con otro más alegre

También para pintar las paredes de una habitación infantil se puede optar por combinar un color claro con otro más alegre. Por ejemplo, una pared se puede pintar de un color llamativo como un tono mostaza. Pero si no se quiere pintar toda la estancia de ese tono para que no resulte demasiado cargante. El resto de la habitación se puede pintar en un color más claro que combine con el mostaza como blanco un tono tierra muy claro.

  • Coloca un vinilo o adhesivo

Antes hemos dado la idea e pintar un mural, pero si la creatividad no es tu punto fuerte o no dispones de demasiado presupuesto para contratar a un profesional puedes optar por colocar un vinilo o adhesivo. Hay preciosos diseños para habitaciones infantiles. Además, algunos son pequeños, pero otros incluyen diferentes piezas para que el vinilo ocupe toda una pared. Y lo mejor de todo es que son bastante económicos y se pueden colocar con gran facilidad, al igual que quitarse.

  • Apuesta por el blanco

Por supuesto, en este artículo no nos podíamos olvidar del blanco, el color más utilizado para pintar cualquier estancia de una vivienda. Y sí, también es perfecto para una habitación infantil. Aunque en una habitación de un bebé no puede faltar algo de color que se puede poner en los textiles o elementos decorativos.

Deja una respuesta