La superficie de nuestra vivienda merece una revisión si vamos a ser padres o madres

La superficie de nuestra vivienda merece una revisión si vamos a ser padres o madres
Suele decirse, con el abanico de razones más grande que se puede tener, que un hijo o hija te cambia la vida por completo. No hay nada que sea más real que esto. El hecho de tener descendencia hace que nuestra vida se tenga que dedicar a que otra persona empiece a crecer y se proteja correctamente de todas las fuerzas amenazantes, ya sean climáticas o de cualquier otro tipo. El trabajo de los padres y de las madres es el más intenso que se puede llegar a imaginar. A nadie le puede caber alguna duda al respecto.
LEER MÁS