Los niños, los principales afectados por el mal cuidado dental

Los niños, los principales afectados por el mal cuidado dental

Los niños son, junto con los ancianos, el grupo de población que más susceptible es de padecer una enfermedad o tener algún problema de salud. Sus defensas para hacer frente a dichos problemas son más reducidas que el resto de sus coetáneos y eso conlleva la necesidad de protegerlos de un modo mucho más intenso que a cualquier otra persona. De este modo, los padres pueden quedarse más tranquilos y confiar en que nada puede estropear la infancia de sus descendientes.

Uno de los problemas que desde las autoridades más se han combatido en relación con los niños es el que tiene que ver con la salud bucodental, un asunto que también ha sido incentivado por los padres. Se trata de un tema especialmente importante porque puede condicionar la vida y la salud de los más pequeños y porque trata de implantar hábitos, costumbres entre los más pequeños. Hábitos y costumbres que se van a mantener a lo largo de toda una vida y que van a impedir la proliferación de enfermedades e infecciones.

Uno de los problemas clásicos en los dientes de los más pequeños es la caries, que, según informó el diario Heraldo en un artículo publicado a mediados de marzo del año pasado, afecta a uno de cada tres niños y al 95% de los adultos jóvenes. Cifras que asustan de verdad y que ponen de manifiesto que algo tenemos que cambiar para que se reduzca el índice de problemas entre los jóvenes, un problema que, por otra parte, lleva existiendo ya demasiados años.

Otro artículo, en este caso publicado en la página web Guía Infantil, hizo una recopilación de los problemas que más afectan a los dientes de los niños y de los jóvenes.

  • La caries, de la que ya hemos hablado más arriba, ocupa la primera posición como consecuencia de que afecta a un enorme espectro de los jóvenes de nuestro país.
  • Los dientes apiñados también conforman una de las amenazas más grandes a las que tiene que hacer frente un menor y su familia. La alimentación y una correcta respiración son elementales para que el hueso se desarrolle correctamente y este tipo de problemas dejen de existir.
  • La alimentación es el pilar para evitar el tercero de los problemas que vamos a mencionar en esta clasificación, el incorrecto desarrollo del hueso, que puede provocar dolores de todo tipo.
  • La mala colocación de los dientes, que tiene mucho que ver con la respiración. Que se diagnostique un problema de este tipo cuanto antes es la diferencia entre un tratamiento sencillo o un proceso largo y complicado.

Los niños necesitan que se les alerte de todos los problemas que se pueden derivar del incorrecto cuidado de sus dientes y que se les aconsejen las mejores alternativas para tratar de combatir todos esos asuntos. Para ello, una entidad como Caredent Albacete, familiarizada con esta clase de problemas, ha desarrollado diferentes proyectos de divulgación de información para que los más jóvenes dejen de tener unos problemas dentales que, por desgracia, les caracterizan en la actualidad.

Las administraciones públicas juegan un papel elemental

Un poco más arriba comentábamos que, desde las administraciones públicas, se han desarrollado proyectos de todo tipo para hacer posible que los jóvenes se conciencien de lo que implica este tipo de asuntos y sus consecuencias para el futuro. El papel que ejercen esas administraciones es fundamental para que las entidades del sector privado que se dedican al sector odontológico tengan la posibilidad de difundir toda la información de la que disponen para paliar los efectos de las enfermedades dentales. Sólo con la colaboración del sector público y el privado pueden mejorarse esos datos tan preocupantes que hemos comentado con anterioridad.

El futuro tiene que darnos alegrías desde el punto de vista bucodental. No podemos permitir que los datos que manejamos en la actualidad se alarguen mucho más tiempo. Es un suicidio para nuestra sociedad y un auténtico peligro para la vida cómoda y satisfactoria que siempre hemos querido para nosotros y para nuestros hijos. El dental es un problema que nos concierne a todos y del que tenemos que ser partícipes todos para conseguir su extinción. Solo con un trabajo comprometido y conjunto desde diferentes ámbitos lograremos acabar con él.

Deja un comentario