España, potencia europea en Reproducción Asistida

España, potencia europea en Reproducción Asistida

Son miles las parejas heterosexuales y homosexuales que recurren a la reproducción asistida cada caño para poder ser padres y madres. La realidad del siglo XXI es que sin ese procedimiento, la población mundial, sobre todo la occidental, sería aún más vieja de lo que lo es ahora puesto que los problemas para tener hijos son cada vez mayores entre nuestra sociedad. Debido a ello, me enorgullece saber que España, ante los ojos de Europa, es una potencia en reproducción asistida.

La sensación de impotencia a la que llegamos muchos de nosotros tras cientos de intentos por quedarnos embarazados acaba contigo poco a poco. Las mujeres que quieren quedarse embarazas, tras varios intentos y fracasos, acaban por tener una especie de sensación de culpa que, aunque su raciocinio les diga que no son culpables de nada, sus sentimientos les hacen sentir de una manera muy diferente. Y los hombres, que con la misma ilusión se embarcan en esta aventura, acaban por pensar que no sirven para nada y da igual si ese sentimiento viene provocado por algo real o infundado porque aquí lo importante es cómo te sientes tú, y no la verdad de dónde radica el problema.

La edad, la contaminación, el estrés…

Son muchos factores que influyen en los problemas que cada vez más tiene nuestra sociedad para tener hijos. Tanto para el hombre como para la mujer la contaminación es uno de esos factores, al igual que lo es el estilo de vida y el estrés que sufrimos cada día. La edad, sin embargo, es algo que influye más en las mujeres y el retraso de la maternidad acaba provocando también muchos problemas para tener descendencia.

Según el ginecólogo Francisco Vázquez, la maternidad se retrasa, pero los ovarios no se adaptan a los nuevos tiempos, por lo que su recomendación es tener hijos antes. Según este obstetra “la gran mayoría de las mujeres que tienen bebés, alrededor y después de la cuarentena, suele ser porque recurren a la reproducción asistida. No se lo dicen ni a su madre ni a sus amigas, pero es la realidad. Los hijos son de óvulos de una donante, no propios, y no podemos olvidarnos de que para ser donante hay que tener más de 18 años y menos de 28. Tienen hijos que salen de su vientre pero genéticamente son de una donante anónima. Cualquier mujer, tenga la edad que tenga, con pareja o sin ella, puede tener hijos. Hay que plantearse antes muchas otras cosas. Entre otras cuestiones, si a los 60 años no le va a dar tiempo a criar. Su cuerpo no está preparado tampoco para ello.”

No hay muchos años, la edad media de la mujer para tener su primer hijo rondaba los 25 años mientras que ahora esa edad son los 31 años de edad. La edad ideal sería entre los 25 y los 29 años porque es cuando menos riesgos existen en el embarazo y en el postparto.

En los hombres la edad no es un factor tan influyente pero sí lo son otros factores y, a día de hoy, la calidad del esperma de los occidentales ha bajado a la mitad en 40 años, de ahí que sea de vital importancia que siga habiendo donantes de semen por toda España. En clínicas especializadas como IVI, Instituto Bernabéu o Clínicas EVA no sólo necesitan de manos expertas de profesionales facultativos y de la mejor tecnología, sino también de donantes, tanto de semen como de óvulos y por eso, esa ayuda, es la principal en estos casos. Esos donantes anónimos, que igual algún día dejan de serlo, son los que hacen posible el milagro y en España, como decíamos al principio de este post, vamos a la cabeza de Europa.

La legislación de muchos países no permite la fecundación invitro asistida. Lo que conlleva a que nuestro país reciba la mayor parte del turismo de salud vinculado a la realización de esta técnica. De hecho, según los datos proporcionados por la Asociación Nacional para Problemas de Fertilidad (Asproin), España recibe casi un 40% del turismo relativo al área de reproducción asistida. España cuenta con 238 clínicas y hospitales que ofrecen técnicas de reproducción asistida (41 públicos y 197 privados), lo que la convierte en la primera potencia europea en reproducción humana asistida por número de clínicas y ciclos.

Deja un comentario