Cómo pintar una habitación según la edad de tu hijo

Cómo pintar una habitación según la edad de tu hijo

Seguro que con el paso de los años te vas dando cuenta que ya nada es lo mismo. Los gustos que tenías de pequeño ya no les tienes de mayor. Si de joven te gustaba salir de noche y dormir de día, cuando entras en los 40, lo que quieres es disfrutar de las horas del sol y la noche para dormir. Pues igual pasa con los colores. Hay tonalidades que están destinados a una edad. Si tienes hijos seguro que lo sabrás. Por eso hoy te voy a intentar contar cómo pintar una habitación según la edad de la persona que vaya a estar en ella.

Y es que cada etapa de la infancia tiene unas necesidades distintas, su habitación debe adaptarse a ellas. Primero debe ser un refugio, después una zona de juegos y, luego, un reflejo de sus gustos. ¿Verdad?

<h3 style=”text-align: justify”>Bebé (0-3 años)</h3>

Tu niño ya está en casa. Has logrado la ilusión de tu vida, y como todas las habitaciones de bebés, estoy segura que casi al 99,9% predomina el color blanco. La combinación de blanco y verde mint es perfecta en el dormitorio de un bebé. Crea ambientes luminosos y serenos, justo lo que ellos necesitan. Eso sí, si quieres huir de darle un toque ñoño, típico azul bebé, apuesta por darle un aire nórdico con la elección de los muebles, los colores luminosos y los toques geométricos.

<h3 style=”text-align: justify”>Preescolar (3-6 años)</h3>

El espacio no debe estar recargado y los tonos de paredes y suelos es aconsejable que sean neutros o claros. Una decoración ordenada es muy importante ya que le transmitirá al niño calma y armonía, así que apuesta por colores tranquilos como el beige o el blanco, todos ellos les puedes encontrar en Multipinturas. Apuesta por los colores claros, en tonos pastel y evita los juguetes que le sobreestimulen como aquellos de muchas luces y sonidos y con colores chillones y muy llamativos. Completa la decoración de la estancia con un espejo que le ayude poco a poco y de forma natural, a reconocerse a sí mismo.

<h3 style=”text-align: justify”>Edad escolar (6-12 años)</h3>

La habitación se convierte en un espacio completamente atemporal y evolutivo. Pasamos de más cosas (juguetes que requieren mucho almacenaje) a menos cosas y más libros, música… Los colores verdes, amarillos o azules, están entre sus favoritos. Deja que elija el que mejor le defina, así se sentirá mayor ya que estará tomando sus propias decisiones. Convierte su habitación en un mundo de fantasía donde creará sus primeros y más bonitos recuerdos. Pero ante todo, vete cogiendo paciencia porque lo peor llegar ahora.

<h3 style=”text-align: justify”> Adolescencia (13-18 años)</h3>

Para el futuro adolescente, su habitación será su lugar más privado e íntimo. Sería fantástico que, con decisiones apropiadas, definiese su propio espacio personal, si no se lo das tú, te lo pedirá él. Usa colores discretos y relajantes: beis, crema o un gris claro son perfectos porque no son nada agresivos ni sobreestimulantes. Para la ropa de cama apuesta por líneas sencillas: rayas o cuadros es suficiente. Es una etapa que combina ya recuerdos y proyectos de futuro y el diseño debería reflejarlo.

Con estos colores puedes ayudar a crear su propia identidad y su propio espacio personal sea cual sea su edad. Tienes que recordar que los colores son muy importantes en la forma de actuar de las personas, es lo denominado como cromoterapia.

La cromoterapia es una terapia que se suele utilizar dentro de la Medicina Natural y que se lleva a cabo a través de los colores en que se divide el espectro de la luz solar. Es un método de armonización y de ayuda a la curación natural de ciertas enfermedades por medio de los colores. Los cromoterapeutas disponen de diversos dispositivos ópticos provistos de filtros especiales con los que es posible utilizar las distintas longitudes de onda de los diferentes colores del espectro  luminoso visible, al objeto de tratar problemas estéticos o relacionados con el  estrés y las deficiencias energéticas.

Así pues, ya sabes que dependiendo de la edad hay un color. En esta ocasión lo hemos hecho solo para niños y adolescentes, pero también se podría hacer con personas mayores, porque a cierta edad, ya no apetece meterte en la cama con un rojo pasión, ¿verdad?

Deja un comentario